+34 963476774
contacto@asociacionportimujer.org

Blog

Más de un centenar de personas se dieron cita en el III Foro ‘Participación Política de las Mujeres Inmigrantes’ [Fotos+Vídeo]

El pasado 1 de diciembre tuvo lugar el III Foro ‘Participación Política de las Mujeres Inmigrantes’, en la Fundación Bancaja de València, dándose cita alrededor de 200 asistentes de 40 nacionalidades distintas, algunas de ellas representantes institucionales, activistas, académicas y agentes del tejido asociativo.

En esta nueva edición, organizada por la Asociación Por Ti Mujer en colaboración con la Red de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe, mujeres inmigrantes y racializadas referentes en el ámbito del activismo y la política institucional de todo el país, han protagonizado una mesa de diálogo para identificar las barreras de acceso a la política institucional y a la elaboración de políticas públicas, centrándose en los retos y desafíos que presenta el ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos, desde un análisis del hecho migratorio como factor de discriminación.

El Foro se enmarca en el programa ‘Mujeres Migrantes Tejiendo Ciudadanías (Fase III, continuidad)’, financiado por la Regidoria de Participació Ciutadana de l’Ajuntament de València.

Apertura: El derecho a la participación política y los derechos sexuales y reproductivos como un derecho humano para el ejercicio de la ciudadanía

El evento fue inaugurado con la intervención de Lucy Polo, presidenta de la Asociación Por Ti Mujer, que ha destacado el papel del Foro como un espacio de incidencia política para poner de relieve las barreras que tienen las mujeres inmigrantes para acceder a la política institucional.

Polo remarcó el rango de “derecho humano” de la participación política, reconocido como tal en el artículo 21 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, para habilitar a la ciudadanía a participar en los asuntos públicos, que puedan votar y/o asumir candidaturas a cargos políticos en procesos electorales.

A ella le siguió Silvia Carrizo, presidenta de la Red de Mujeres Latinoamericanas y del Caribe, quien ha expresado la importancia de politizar los Derechos Sexuales y Reproductivos como un ejercicio de ciudadanía.

Paralelamente, señala Carrizo, los Derechos Sexuales y Reproductivos constituyen, a su vez, un derecho humano esencial que envuelve la vida de las mujeres en todas las partes del mundo y abarca la sexualidad, la reproducción, el derecho a libertad e integridad sexual, en términos universales y sin posibilidad de matización ante la discriminación por origen, clase, raza, orientación sexual, religión, etc.

Mesa 1. Obstáculos en el ejercicio de la política institucional como mujer migrante

La primera mesa, moderada por Diana Tutistar, responsable del Centro de Prevención y Protección a Mujeres Víctimas de Violencia de Género en València, ha girado alrededor de los obstáculos que tienen las mujeres inmigrantes en el ejercicio de la política institucional.

La mesa estaba conformada por Marisol Herreño, alcaldesa de Robregordo y primera alcaldesa migrante del Estado español, Yaissel Sánchez, Diputada de les Corts Valencianes por el grupo parlamentario socialista por la provincia de Alicante, Carolina Elías, diputada de la Asamblea de Madrid por el grupo Más Madrid, y Ángela Nzambi, candidata al Congreso de los Diputados por el grupo SUMAR, además de Hana Jalloul, diputada de la Asamblea de Madrid por el grupo parlamentario PSOE, que se unió de manera online.

El debate ha resaltado los factores que dificultan la participación política de las mujeres inmigrantes, como podría ser la situación administrativa, la categoría étnico-racial la clase, la sexualidad, la edad. Concretamente, el país de procedencia fue identificado como una barrera para el ejercer del derecho al voto al depender del convenio de reciprocidad entre España y el país origen, dejando clara la necesidad de ligar el voto al país de residencia y no a la existencia de un convenio.

También se resaltó como obstáculo la necesidad de priorizar las necesidades básicas como la vivienda, el alimento o la regularización, de modo que la necesidad de participar en la esfera política, se queda en segundo plano.  Hay muchas mujeres inmigrantes con capacidad de agencia para implicarse en la vida política y en el espacio público, pero estas dificultades actúan como un freno para el ejercicio efectivo de su ciudadanía, muy concretamente, de sus derechos civiles y políticos.

Mesa 2. Politizar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres migrantes: retos, desafíos y demandas

La segunda mesa, moderada por Edith Espínola, portavoz de la iniciativa RegularizaciónYa, secretaria de Servicio Doméstico Activo – SEDOAC y Secretaria Técnica de la Red Latinas, ha tratado los retos, desafíos y demandas para la garantía de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres inmigrantes.

Para profundizar en la temática, ha participado en el debate Tesh Sidi, diputada en el Congreso de las Diputadas y los Diputados por grupo SUMAR, Angélica Orozco, concejala del Ayuntamiento de Bilbao por el grupo EH Bildu, y Maria Dantas, activista y ex diputada del Congreso de las Diputados y los Diputados.

Las ponentes destacaron la importancia de implicar el nuevo gobierno para reconocer sin deficiencias el derecho al aborto, para que ninguna mujer tenga que desplazarse de su comunidad para poder ejercerlo.

Con todo ello, también se hizo eco de la urgencia de la regularización de las personas inmigrantes de forma inmediata, para que puedan acceder y ejercer sus derechos civiles, porque la condición de mujer migrada, define el acceso a todos los derechos de la vida, entre ellos, a los sexuales y reproductivos.

Las ponentes subrayaron la existencia de un vacío institucional en brindar atención, formación y acompañamiento para el ejercicio de los DSDR, que favorezcan prácticas sexuales seguras, informadas, conscientes y responsables que potencien el bienestar emocional, psicológico, físico, el crecimiento personal y la acción política de las mujeres migrantes.

Conclusiones

El Foro permitió identificar retos, demandas y necesidades en la garantía del ejercicio del derecho a la participación política y de los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres inmigrantes, para lo que es indispensable:

  • Partir del reconocimiento de las mujeres inmigrantes como agentes de cambio y sujetos políticos y de derechos para fomentar una representatividad política real, que permita el reflejo de la diversidad de la sociedad en los hemiciclos parlamentarios y gabinetes gubernamentales.
  • Implementar políticas públicas inclusivas e integrales que favorezcan el ejercicio real y efectivo de la ciudadanía y la participación política de las mujeres inmigrantes, en la construcción de las cuales, las mujeres tengan un papel activo desde sus diversidades.
  • Garantizar la Coherencia de Políticas desde la centralidad de la garantía de los derechos sexuales y reproductivos en la agenda política desde un enfoque de género, intercultural e interseccional.
  • Seguir creando más espacios de incidencia para incidir en la garantía del ejercicio universal de los derechos, donde las mujeres inmigrantes sean las interlocutoras de sus propias problemáticas.
  • Reformar de manera urgente la Ley de Extranjería porque sin documentación no hay derechos. La situación administrativa irregular sigue siendo una barrera primordial en el ejercicio de la ciudadanía y derechos básicos.

 

Suscríbete para recibir contenido en tu bandeja de entrada.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Comparte esta entrada

Escribe un comentario