+34 963476774
info.portimujer@gmail.com

Blog

Nuevos retos, nuevas incertidumbres

La situación que estamos viviendo, es una situación muy complicada para todos. No hay a quién no le esté perjudicando de una manera u otra, ya sea económica o anímicamente. Lo intentamos sobrellevar con videollamadas, hacemos tantas, que una mayoría hablamos más ahora con nuestros seres queridos que incluso cuando no estábamos en este periodo de confinamiento.

Ahora nos damos cuenta de la falta que nos hace tener a nuestra familia, a nuestros amigos…cerca nuestra. Nos faltan sus abrazos, sus besos o esa mirada confidente de uno de ellos, sin verla a través de una pantalla. Ahora lo valoramos más, nos damos cuenta y nos hace pensar, ya no sólo en nuestra situación, sino en la que están pasando los demás. Porque ahora tenemos tiempo para ello, hasta quien pensaba poco en los demás, en cierta manera ahora lo hace.

Esta circunstancia, el tener que vivir a mucha distancia de tus seres queridos, es en la que se encuentran muchas personas sin estar en este actual periodo de confinamiento. Se encuentran así desde hace mucho o poco tiempo, pero con el fin de realizar un proyecto largo y duro. Tuvieron que emigrar para buscarse una vida mejor, porque en sus países, por una u otra razón, no podían hacerlo. Ya no sólo es la distancia que se pueda tener dentro de una misma ciudad, sino a muchos kilómetros de un abrazo de alguno tus familiares.

A esta dura situación, se añade este “maldito virus”, que nos ha sorprendido a todos. El desgaste emocional es aún mayor para las personas migrantes, que les gustaría estar (aunque no pudieran encontrarse cerca físicamente) en su país con sus familias. Sentirlos más cerca, sin tener que pensar como lo pueden estar llevando y como puede estar surgiendo ese “bicho” que invade el mundo entero en sus países. En ese país del que huyeron dejando mucho, porque ya no iban las cosas bien allí. Y cuando estaban intentando integrarse en esta nueva vida, cuando habían encontrado un trabajo con que poderse mantener. Cuando habían conseguido estabilizarse económicamente, aunque para muchos fueran en una situación irregular, pero que en un principio lo habían conseguido… ¡¡ahora les llega esto!! Les supone tener que dejar el trabajo, porque “ya no les necesitan”, o que les echen por estar de forma irregular.

Es mucha la incertidumbre, que lleva a un estado de ansiedad, miedo y desesperación. Ansiedad por no saber qué va a pasar a partir de ahora, como va a solucionar la falta de dinero, si esto se alarga mucho tiempo. Si luego podrá seguir en el trabajo que estaba o va a tener que buscar otro. Miedo al contagio, a que se contagie algún familiar en su país. Desesperación por no saber afrontar este confinamiento, que nos ha tocado vivir con nuestro compañero/os de piso. Soledad que conlleva esta situación si te ha tocado pasarla sin ningún familiar ni amigo. Desconfianza de toda la información que nos están dando, ¿nos estarán diciendo toda la verdad?

Todo esto te lleva a la frustración y genera estrés por la imposibilidad de satisfacer el deseo de poder abrazarte a la familia, de poder ir a pasear con amigos y disfrutar. De poder recuperar todo lo que estabas consiguiendo, de lo que te estabas sintiendo orgulloso/a, con ganas de realizar tus sueños. Estrés por todo lo que te está tocando vivir, sintiendo que ya tenías bastante. Hay mucha rabia dentro de ti.

Lo que puede ayudar a afrontar este periodo de confinamiento, en él embriaga totalmente la preocupación, es entender que ahora mismo hay cosas de las que no nos podemos ocupar y que lo importante es no caer en la tristeza. No caer en pensar en lo que ahora podría hacer o lo que me gustaría que hubiera pasado o no. Hay que intentar apartar la mente de esto, para cuando termine este periodo, a la hora de resolver todo lo que nos quedó en el aire, estemos preparados en cuerpo y mente para superarlo. Además, no añadamos al terminar este tiempo el sentirnos mal por lo que deberíamos haber aprovechado hacer. Planificarse el día te hará sentir mejor. Piensa en las cosas que tienes pendientes, aquello que siempre pensaste que querías hacer y nunca hiciste por falta de tiempo. Aprovecha para pensar en tus emociones y sentirlas, en asentar lo que quieres cambiar en tu vida, si hay algo que consideras que debes cambiar. Siempre hay algo de lo que te gustaría ocuparte, pero por tener tantos pensamientos desordenados, acabas sin hacer… ¡¡ahora es el momento!!

Coge papel y lápiz, y escribe tus metas a corto y a largo plazo. Escribir porqué empezaste la hazaña de irte a vivir a otro país. Eso te ayudará a recordarlo y no sentir frustraciones en este periodo que “te han obligado a parar”, ayudándote a pasarlo de una mejor manera. Piensa que la decisión que tomaste fue una decisión muy pensada y que, por ello, hay que seguir luchando. Que te sirva para ver otras opciones para hacer cuando nos podamos ocupar. Pero recuerda, de una manera constructiva y con tiempo límite para ello.

Cualquier tipo de ejercicio que se pueda hacer en casa te vendrá genial. Al ejercer los músculos de tu cuerpo reduces el riesgo de enfermedades y nos ayuda a tener un buen sistema inmune, ese tan importante para hacer frente al llamado coronavirus.

Es vital la importancia de sentirse apoyada/o, cuando te sorprende toda esta oleada de circunstancias. Cuando ya tenías TU LUGAR en tu país de destino, con un trabajo, cuando te estabas acomodando a tu nueva vida. O cuando acababas de encontrar hasta la forma de disfrutar, aún a distancia con tu país y vida de antes.

No dudes en contactar con nuestra asociación, para que te podamos ayudar en estos difíciles momentos.

Virginia Martí Jorge, Asociación Por Ti Mujer

Comentarios(5)

  1. RESPONDER
    Erika dijo

    Tuve el placer de conocer a Virginia y sigo dando gracias por ello. Una persona con un positivismo, trasmisión de esperanza y entrega a su trabajo, ejemplares. Enhorabuena por este magnífico post, como siempre, dando lo mejor de ti! Un abrazo!!!

  2. RESPONDER
    Erika dijo

    Tuve la oportunidad de cruzarme con esta fantástica chica y sigo dando gracias por ello, por sus palabras de ánimo, su positivismo, su esperanza anres las cosas y su entrega al trabajo. Se nota que le apasiona! Gracias por este magnífico post Virginia. Un abrazo.

  3. RESPONDER
    Carolina dijo

    Gran persona Virginia…mi hermana. Que no duda ni un segundo en ayudarte. Serás una gran profesional. Es muy duro lo que estás personas necesitan y ahí estáis vosotras para tenderles la mano.GRACIAS A TODAS.

  4. RESPONDER
    yolanda zaragoza lladro dijo

    Enhorabuena por tu trabajo Virginia, es precioso y estoy convencida de que tus herramientas ayudarán a muchas personas en estos momentos tan críticos. Un aplauso por ti

  5. RESPONDER
    Veronica Lopez Gamez dijo

    Grandes palabras por una gran persona como Virginia. gracias por todo lo que haces para ayudar a las personas

Haz un comentario

Valencia (España) - Te ofrecemos Atención Psicológica y Asesoría Jurídica - Tel. 682 90 77 73 de lunes a viernes, de 10 a 14 [info.portimujer@gmail.com]