+34 963476774
contacto@asociacionportimujer.org

Blog

Manifiesto 8M: por la garantía de los derechos sociales y laborales de todas las mujeres inmigrantes

En este 8 de marzo de 2023, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, la Asociación Por Ti Mujer sale un año más a la calle para seguir reivindicando derechos sociales y laborales que dignifiquen la vida de todas las mujeres, independientemente de su país de origen, apariencia racial o situación administrativa.

Ante la crisis de cuidados generada en los países industrializados del Norte global en las últimas décadas, el número de mujeres migradas desde el Sur Global ha aumentado de manera exponencial, dando lugar a cadenas globales de cuidados para sostener la vida.

Los flujos migratorios siguen reproduciendo las desigualdades entre el Norte y el Sur Global de etnia, clase y de género dentro de una sociedad racista y patriarcal, en la que se continúan perpetuando múltiples violencias y discriminaciones hacia las mujeres.

Para la mayoría de mujeres inmigrantes, la formación académica o experiencia laboral del país de origen no se toma en consideración en la sociedad de acogida. Todas ellas acceden a empleos peor remunerados y precarizados, que a menudo las posicionan en una situación de severo aislamiento y sobreexplotación, especialmente cuando residen en la casa donde trabajan como internas y/o son víctimas de trata con fines de explotación sexual.

Este último año hemos asistido a algunos hitos históricos en la conquista de derechos por parte del movimiento feminista y migrante, como la ratificación del Convenio 189 de la OIT por parte del Estado español, que incorpora a las trabajadoras empleadas de hogar y los cuidados en el régimen general de la Seguridad Social, el 90% de las cuales son mujeres y el 65% inmigrantes.

Sin embargo, aunque cada vez son más las mujeres que gracias a la lucha del movimiento feminista han alcanzado romper los techos de cristal, la ley de extranjería sigue vulnerando los derechos fundamentales de muchas inmigrantes.

Todas ellas se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad al tener que afrontar una realidad atravesada por múltiples discriminaciones, tanto por el hecho de ser mujeres, como por ser inmigrantes, así como, también, por sufrir violencia machista, institucional, racista, clasista o todas al mismo tiempo.

Por ello, más allá de medidas aisladas, exigimos un compromiso social e institucional por la coherencia integral de las políticas sociales para promover una igualdad de género real, eliminando todas las formas de discriminación contra las mujeres desde su diversidad.

Pero hoy salimos a las calles para exigir también el reconocimiento de todo el trabajo de cuidados que, de forma invisible y no-remunerada, realizan tantas mujeres para sostener la vida y sustentar el desarrollo económico de un sistema explota la tierra y sus cuerpos y precariza sus vidas.

A pesar de que seguimos día a día a pie de calle, conquistando derechos para todas las mujeres, aún queda un largo camino para alcanzar la igualdad plena para una vida libre de violencias y discriminación hacia las mujeres. Por ello, continuamos reclamando:

  • Más políticas sociales feministas y antirracistas transversales que, desde una perspectiva decolonial y de clase, dignifiquen la vida de todas las mujeres frente a la precariedad y la exclusión social.
  • La abolición de la Ley de Extranjería para la garantía de derechos fundamentales de todas las mujeres inmigrantes, así como de la Directiva Europea de Retorno, las políticas de externalización y cierre definitivo de los CIE.
  • El acceso universal a la salud, la vivienda digna, la educación de calidad y la seguridad social para todas las mujeres.
  • Poner la vida en el centro con una política real y vinculante de cuidados, que garantice la conciliación desde la corresponsabilidad para todas las mujeres, en especial para las inmigrantes y familias monomarentales.
  • Pensiones dignas y justas para todas las mujeres jubiladas y que no se encuentren activas en el mercado laboral.
  • Que el Estado deje de ser partícipe y colaborador de la prostitución y la trata con fines de explotación sexual y que promueva su absoluta abolición.
  • La inclusión sociolaboral real de las mujeres con discapacidad y víctimas de violencia machista.
  • La promoción de la igualdad en la diversidad en las aulas desde un enfoque de género, intercultural e interseccional, así como la educación afectivo-sexual.
  • El reconocimiento del derecho a migrar y a una vida libre de violencia y discriminación para todas las mujeres como parte de los derechos humanos.
  • La defensa de un feminismo antimilitarista solidario con las mujeres de todos los pueblos del mundo.

FEMINISMO: JUSTICIA, IGUALDAD Y DERECHOS PARA LAS MUJERES

NINGUNA MUJER ES ILEGAL

¡SEGUIMOS EN LA LUCHA!

¡VISCA, VISCA, VISCA, LA LLUITA FEMINISTA!

Suscríbete para recibir contenido en tu bandeja de entrada.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Comparte esta entrada

Escribe un comentario